cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Cerveza
    Alta tecnología en rangos de rendimiento bajos
    Volver a Cerveza |
    Alta tecnología en rangos de rendimiento bajos
      ¿Una tradicional cervecería mediana bávara debe renunciar a la alta tecnología en su embotellado?

      De ningún modo, en opinión de la cervecería privada familiar Schlossbrauerei Fuchsberg en el Alto Palatinado. Por el contrario: gracias a las máquinas de precisión, la cervecería se beneficia de una óptima seguridad de inspección, de altos estándares de higiene y de una capacidad libre para las siguientes décadas. Un aspecto de especial importancia para el propietario Franz Vogl III: «La técnica ha sido mi pasión desde siempre. Y siempre he aspirado a tener el 101 por ciento». Y es precisamente lo que ha obtenido con la nueva línea.

      Por favor, active JavaScript para poder reproducir este vídeo.

      Para nosotros los maestros cerveceros de Fuchsberg, siempre ha sido una prioridad comprar regionalmente, no solo materias primas sino también en la técnica, para así producir una buena cerveza y para embotellarla sin pérdidas de calidad. Es prácticamente nuestra ley de pureza técnica. Durante los últimos años hemos invertido mucho en nuevas técnicas para una alta calidad de la cerveza y este nivel de calidad, lógicamente, se debe mantener por completo en el proceso de embotellado», explica el maestro cervecero Franz Vogl, graduado de la universidad de Weihenstephan. «Este precepto incluye, además de la posible regionalidad del proveedor, por ejemplo, la garantía del suministro de repuestos durante décadas. Naturalmente, aquí nos favorece nuestra ubicación geográfica, al tener a Krones prácticamente a nuestras puertas – una situación win-win. Ponemos todo nuestro entusiasmo y corazón en el embotellado».

      El momento para una nueva línea de llenado

      Cada cuatro a cinco años la cervecería Schlossbrauerei realiza inversiones mayores, fiel al lema: «Quién no construye, pronto se destruye». Ahora había llegado el momento para una nueva línea de embotellado. La línea existente tenía más de 20 años y estaba compuesta por máquinas de diversos fabricantes. En un principio la gerencia de la empresa consideró cambiar solo la llenadora, pero pronto se dio cuenta que hubiese sido muy dispendioso. Porque para ello se requería renovar también el piso, lo que implicaba sacar todas las máquinas de la nave. Por consiguiente, se tomó la decisión por una línea completa. La línea más conveniente era una línea dispuesta en ruedo y compuesta por una llenadora, etiquetadora, lavadora de botellas así como una encajonadora y una desencajonadora. Así se necesitan apenas dos operadores para manejar la línea completa. La inspeccionadora de envases vacíos no está incluida en el ruedo por razones de espacio, sino que fue instalada detrás de la llenadora, «ya que es la que requiere menos intervención del personal», comenta Franz Vogl. En la selección de la inspeccionadora estaba claro: «De una vez optamos por el mejor modelo de Krones, con cuatro módulos de inspección de pared lateral en la versión corta. La resonancia entre los colegas cerveceros es muy positiva», explica Franz Vogl. «Estoy muy satisfecho con esta máquina y naturalmente también con las otras cuatro máquinas principales. Siempre analizo todo con detenimiento. Por eso, algunas veces requerimos un poco más de tiempo hasta tomar una decisión. Ahora puedo afirmar: estoy encantado con la línea. Krones también es absolutamente interesante para las empresas medianas».

      «Krones también es absolutamente interesante para las empresas medianas».
      Franz Vogl, Schlossbrauerei Fuchsberg

      Llenar lentamente la capacidad

      «Entre tanto, operamos la nueva línea con un grado de eficiencia de más del 90 por ciento. Las máquinas de Krones convencen por su construcción sólida y resistente, por un estándar técnico muy alto, por su bajo consumo de energía y por los excelentes parámetros tecnológicos. El consumo de agua por botella en el lavado de botellas se ha reducido a la mitad en comparación con la antigua línea. Y la demanda por energía eléctrica de la línea completa es prácticamente la misma pero con un 50 por ciento más de capacidad de llenado. Eso, naturalmente, protege el medio ambiente», enfatiza Franz Vogl. Gracias a la línea de embotellado de Krones la cervecería está súper bien dotada en términos de capacidad y calidad. «Nuestro objetivo es llegar al límite de la capacidad nueva instalada en aproximadamente 15 años», explica él. Y Fuchsberg seguramente lo logrará gracias a su buen sentido común y a su base sólida, pero también gracias a la fina calidad de sus cervezas.

      «La confianza depositada por nosotros en Krones en cuanto al cumplimiento de las condiciones marco, tales como fecha de entrega, tiempo de montaje y el plazo de la puesta en servicio, tan importante para nosotros, se cumplió al 100 por ciento. Esto era muy importante para nosotros porque dentro de un plazo de tiempo muy corto debíamos desmontar y extraer la línea antigua, sanear el piso, las paredes y el techo de la nave de embotellado y luego introducir, instalar y poner en servicio la línea nueva», sintetiza Franz Vogl. «La ventana de tiempo disponible para ello era de apenas cinco semanas. Si la puesta en servicio de la nueva línea se hubiera atrasado en uno a dos días, todas nuestras existencias se hubieran agotado. Una cervecería sin cerveza, eso hubiera sido naturalmente un desastre».

       

      Persona de contacto

      Peter Hartel
      Krones AG
      T: +49 9401 70-5448
      E-Mail


      Máquinas y soluciones seleccionadas
      kronesES
      kronesES
      0
      10
      1